Quilca, el retorno

Lo último que recuerdo de Quilca fué que era un pequeíƒÂ±o pueblo donde pase momentos inolvidables durante mi niñez. Regresar luego de 18 años me supuso una emoción muy fuerte. Quilca esta situada a 2 horas de Camana a través de una carretera sin asfaltar y que incluye muchas subidas y bajadas, también es posible llegar por mar, de hecho la única vez que viaje por mar fué para anclar en Quilca.

Quilca se divide en pequeñas zonas: el pueblo, la caleta y el valle que viene a ser la parte mas grande. Las actividades principales son la agricultura y la pesca. Me hospedé en la casa de mi tía Lidia; inmediatamente traté de reconocer esos campos verdes donde había correteado como loco, los animales, la acequia, la poza del tío Villegas, el río; pero muchas cosas habían cambiado, las casas ya no eran tan rústicas, la acequia ahora era un canal perfectamente definido gracias al concreto, ya no hay tantos animales como antes y la poza donde solíamos bañarnos durante horas desapareció, sin embargo aún se conserva esa paz que solo te puede brindar el campo, la primera noche me puse a contemplar el cielo y estaba lleno de estrellas, todo se veía tan nítido, recuerdo mucho que fué en Quilca donde ví la primera y única estrella fugaz de mi vida. Respirar ese aire, era una sensación maravillosa, ni siquiera había mosquitos que perturbarán mi trance embelesado. Me recosté en una piel de oveja y me quedé mucho rato contemplando el firmamento, tratando de disfrutar al máximo ese momento.

No tenía mucho tiempo, mi plan era aprovechar al máximo mi estadía, luego de un abundante desayuno, fuí con mis primos a visitar el campo, luego a montar caballo, recoger leña (sí, porque allá no usan gas) para luego enrumbar a la playa. Una hora de caminata fué necesaria para poder llegar a la zona denominada “boca del río” que es el punto donde el río desemboca en el mar. Fué realmente genial, improvisamos unas carpas con palos y delgadas mantas, lo que permitió protegernos del inclemente sol. Primero nos bañamos en el río donde el agua estaba tibia y a 100 metros de distancia tenías el mar donde el agua estaba deliciosamente helada. Miguel Angel, el marido de mi prima Gledy, compró un inmenso cocodrilo inflable que fué motivo de numerosas disputas para ver quien podía subirse sin caer, en el río lo pudimos hacer, pero en el mar fué imposible, ejercicio complicado pero altamente divertido ver como todos caían.

Como era de esperar mi tía llevo comida, un exquisito tallarín de camarones hizó desaparecer el hambre feroz que tenía, el tiempo se fué volando y tocaba volver. Una vez en casa, la actividad no se detuvo, era hora de jugar futbol! Me negué a jugar, estaba muy cansado, pero prácticamente me obligaron asi que jugué de arquero, porque en otro puesto no hubiera durado ni 10 minutos, estuve a punto de entregar mi valla invicta pero un infame remate de un lugareño quebró mi ilusión, al final ganamos cuando ya la luz del sol nos había abandonado. Por la noche, esta la tertulia de rigor entre todos los miembros de la familia, el tema de conversación era el campeonato de futbol que se realizaría a fin de mes, aprovechando las 3 horas de luz eléctrica que dan al día cenamos y una vez que se fué la luz repetí el ritual de la noche anterior, contemplar ese maravilloso cielo estrellado y cavilar sobre mi vida y planes futuros.

Compartir

17 thoughts on “Quilca, el retorno

  1. buscando un cueso de lectura veloz o un software , llegue ah esta pagina a un comentario del aíƒÂ±o 2003, y me alegre de ver gente que todavia le gusta leer y que tenga valores, fue buena idea esta pagina, í‚¿cuanto tiempo tiene?

  2. Que bien que suena tu historia en Quilca 🙂 Nada como volver a los misterios de la naturaleza. Un abrazo bro!

  3. pichon!!!!!!!!!
    estrellas… firmamento… fuerzas naturales… paz y tranquilidad…
    un viaje relax…
    estas bien viejo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  4. Me encanto leer tu historia en Quilca, porque yo tambien he pasado muchos momentos bonitos y agradables con mi familia. Para mi familia es una tradicion ir siempre en Febrero y aun lo hacen. Lastima que yo ya no voy hace mucho tiempo mas que todo por la distancia. Pero ya pronto me animo y estare por alli. Mi papa siempre ha trabajado alla y aun todavia va a Quilca. Felicidades por volver a vivir esos momentos tranquilos y sobre todo por apreciar la naturaleza que es tan bella.

  5. Me imagino quela pasaron bien en la fiesta de la Candelaria. Ya me contaran. Hace mucho tiempo que no voy por alla.

  6. un poco tarde mi respuesta.. pero weno.. mi padre vivio casi toa su via en Quilca (caleta.. weno estudiaba en Pueblo).. le aconsejo (al q haya llegado por este site) que se de una vueltita por alla… es extremadamente relajante.. visiten las playas, la miel, la pedregosa.. y vean si pueden salir en bote para las playas que quedan al norte de la caleta (esas que solo con bote se pueden llegar)..
    PD: tengo algunas fotos que tome cuando estuve por ahi hace poco.. http://spaces.msn.com/arqueologia/ 🙂
    PD2: viajen bastante..

  7. :mrgreen:hola amigos .a todas las personas que algun di visiten quilca les aconsejo que se den un paseito en bote ,pregunten por la embarcacion los PELONES, ESPECIALMENTE POR GEANCARLO, es hermozo conocer,la isla de hornillos y ver los jugetones lobos marinos , yo aun trabajo ahi , me dedico a la pezca de altura, suerte

  8. quilca es lo mejor que pude a ver conocido,es hermozo poder navegar en el oceano pacifico,les aconsejo una visita en temporada de verano,si desean alguna imformacion,pregunten por geancarlo fernandez,no le caeria mal un paseo en bote,visitaremos, la isla de hornillos,arantas , honoratos, , al llegar a la isla podremos apreciar,abundantes lobos marinos,y diversidades, de pajaros, del ambiente marino, se los recomiendo sera una experiencia, que no podran olvidar, jamas se los recomiendo, para mayor imformacion este es mi correo electronico, cualquier pregunta ,sera contestada, sin ningun reparo suerte y a visitarnos, muy pronto

  9. Me gus+o tu historia, no conozco Quila pero de hecho estarí¨ por allí  en el 2007 y conocer ese lindo lugar , si tienes informacií²n de como se puede acceder por otros caminos chí¨vere

  10. 😛
    :wink::mrgreen:H ola amigos soy geancarlo frenandez, este en mi correo para cualquier consulta ,geancarlofernandez@hotmail.com
    cualquier cosa que quieran saber sobre turismo , preguntas dusas comentarios, pueden hacerme llegar , que yo gustosamente les respodndere

  11. hola me gusto tu linda historia tus bellos momentos q pasastes en quilca yo tanbien tengo historia de mi quilca mi padre fue pescador sacaba machas y mi ñiñes lo pase en quilca y mi primer amor tanbien conoci en las panpa de quilca

  12. Hola yo soy Miguel Angel el marido de Gledy que compro el cocodrilo gigante con el que tan buenos ratos pasamos y quiero deciros una cosa que aunque soy español y vivo en España, añoro mucho ese trozo tan lindo del Peru que es Quilca y espero volver alli en cuanto pueda. Un abrazo muy fuerte para tod@s l@s Quilqueñ@s desde Madrid.

Deja un comentario