Sullana es un horno

Es muy común escuchar el termino “horno” o “infierno” para referirse a Sullana y lo dicen con toda razón. Sullana es una ciudad pequeña que queda al norte del Perú en el departamento de Piura, aparte de la elevada temperatura ambiental (no bajo de 39 grados centígrados mientras duró mi estadía) otra cosa que me llamó poderosamente la atención fué la increíble cantidad de mototaxis que hay en la ciudad, es más si vi 3 taxis de los normales en 1 semana fué mucho.

No estoy acostumbrado a subir a estas frágiles unidades de transporte pero como son tan ecónomicas no puedes resistir a que te den un paseo de casi 1 hora por toda la ciudad por 10 soles (un poco más de 3 dólares). La principal actividad en Sullana es la agricultura, lo que mas se siembra es arroz y cítricos;, las calles angostas tienen (felizmente) pocos ambulantes y la ciudad duerme muy temprano, a las 9pm prácticamente todo esta cerrado, mas de una vez me quedé sin cenar por este motivo, por cierto, no es por nada pero que manera de haber pollerías en esta ciudad, ahh y el cebiche es muy barato. En general los precios son mas baratos en provincias, aquí me pareció especialmente barata la comida, un menú en un restaurant “decente” costaba 3 soles, asi que si vienes por aca puedes despacharte muy bien. Los platos típicos son la “Malarrabia” que es una combinación de plátano frito con queso y el “Seco de Chavelo” que también lleva plátano con carne seca de chancho, cebolla, tomate y algunas cosas más, ambos platos son agradables asi que no teman probarlos.

El tema de la temperatura es realmente molesto para alguien que no este acostumbrado, la mayor parte de la gente anda ligera de ropas y estan acostumbrados al inclemente sol, en mi caso, como estaba trabajando tenía que vestirme formalmente, osea nada de camisetas y mucho menos shorts; del hotel hacia la oficina donde hice el trabajo habían 2 cuadras de distancia, caminar esa distancia a la hora del almuerzo es un crimen, la primera vez que lo hice me aturdí tuve que pararme un momento para ventilarme y subir las escaleras en el hotel, eso sin contar que sudas como futbolista y el agua que sale de la ducha parece caldo.

Quitando el calor, uno la puede pasar bien en Sullana, la gente es muy amable, tienen un dejo no tan marcado como los piuranos y son muy conversadores. No pude hacer mucho turismo debido a que las zonas de visita estaban un poco alejadas y por el tema del trabajo tenía el tiempo justo, espero volver pero en plan vacaciones.

Compartir
  • 1
    Share

51 thoughts on “Sullana es un horno

  1. Hola soy sullanero me encanta leer todo lo referente a la ciudad donde naciste
    donde se come el rico Ceviche y su clarito helado , su tollito alillado

    Saludos
    a todos los churres

Leave a Reply