El retorno a Mollendo

Luego de 7 años pude volver a mi ciudad natal: el puerto bravo de Mollendo, que ha decir verdad ha cambiado mucho desde la última vez que fuí. Fué una visita corta pero sumamente satisfactoria, recordé tantas cosas, tantos lugares, situaciones que me hicieron muy feliz por unas cuantas horas.

Para llegar a Mollendo tuve que ir al terminal de buses en Arequipa y hacer una enorme cola para comprar los pasajes, viajar un sábado no es tan buena idea porque habrá muchísima gente tratando de ir a la playa por el fin de semana. Luego de pagar un boleto sobrevalorado (el precio normal dicen que es 7 soles) me subí al vehículo que me llevaría a mi destino… mi querido Mollendo.

Luego de 2 horas y unos cuantos minutos desembarqué en el terminal de buses de Mollendo que es algo nuevo para mí, no es nada espectacular pero cumple su función y ayuda a mantener un orden que antes no existía. Luego a tomar un taxi, aunque predominan mucho los “colectivos”, Mollendo es muy pequeño asi que compartir taxi no es raro. Lo primero que hice fué visitar a mi familia, primero mi querida tía Sonia y luego a la hermana de mi abuela que ya tiene 94 años. No pude evitar un abundante almuerzo (no podía correr el riesgo de que tía Sonia se enfadara) y luego salí a recorrer las calles.

Caminar por la Av. Mariscal Castilla y ver como la han remozado, casas de madera que ahora son de concreto, nuevos negocios, nuevos colegios! en mi época eran muy pocos los colegios y la rivalidad era enorme en todos los ámbitos, pasé por mi colegio, el glorioso San Francisco de Asis solo para comprobar que todo sigue exactamente igual por fuera, solo renovaron la pintura, pero todo esta idéntico. Caminé por el centro de la ciudad, muchos negocios nuevos, muy pocos han sobrevivido al paso de los años, encontré a algunos amigos del pasado, nos pusimos hablar de nuestras vidas y luego encontré un compañero de promoción, Aldo Caja, el popular “Aldus” con quien bajé a la playa y luego haciendo uso de su agenda llamar a cuanto compañero estuviera disponible, no paso mucho rato para que nos encontrarmos con “Pochon” Molina y “Garrincha” Ocharán, luego vendrían mas amigos que quedaron absolutamente sorprendidos por mi condición de abstemio y por mi considerable aumento de peso (todo hay que decirlo).

Pasamos varias horas conversando, y como no tenía mucho tiempo disponible tuve que apurar una despedida con la promesa de volver y pasar mas tiempo juntos. Mi nuevo destino era encontrarme con mi gran amigo Elthon, a quien no veo desde hace 15 años, compañero de mil y una aventuras, el se fué a vivir y estudiar en Uruguay yo me quedé por aquí y luego de tanto tiempo por fin podríamos vernos las caras. Llegué a la nueva casa de mama Rosa (asi le digo de cariño a la mamá de Elthon) porque la antigua la vendieron y luego de una llamada telefónica Elthon se apareció y pudimos charlar un buen rato, basicamente para ponernos un poco al día y asi enterarme de que por ejemplo ya es padre y tiene un nene de 10 meses, que esta a punto de hacer su especialización de medicina y que es hincha de Peñarol (pobre hombre).

Lamentablemente el tiempo paso volando y yo tenía que volver a Arequipa, me despedi rápidamente y parti raudo a la panadería “Neyra” que queda frente al obelisco en la Av. Mariscal Castilla, y por qué a la panadería? pues la razon es muy simple, alli venden el “pan lulo” que no es otra cosa que pan peeeero no cualquier pan este es especialmente bueno, muy suave y con un sabor muy difícil de poder explicar, solo puedo decir que es el tipo de pan que lo puedes comer sin nada adicional, es buenísimo y no podía perder la ocasión de comprar un buena cantidad 🙂

Llegué al terminal a las 7:30 pm solo para enterarme de que el último carro parte a las 7pm pero una combi que estaba fuera del terminal ofrecía sus servicios a todos aquellos que como yo llegamos muy tarde al terminal, 2 horas mas en el viaje de vuelta pero con una satisfacción enorme dentro de mí, en tan pocas horas recordar tantas cosas fué algo realmente emotivo, tengo muchísimas ganas de volver y quedarme mas tiempo, veré si lo puedo cumplir este año.

Compartir
  • 3
    Shares
Posted in Uncategorized

4 thoughts on “El retorno a Mollendo

  1. 👿 y a que hora esta mi llamada! pucha… te pasaste :/ pense q escribirias un largo relato sobre ella xD rofl

  2. tube muy buena informacion sobre todo el tiempo de transporte de arequipa a mollendo espero pasar unos dias en mollendo bueno viajre el dia sabado a mollendo no se si pasare la misma suerte de pagar mas …seria bueno saber sobre la seguriadad tmbien

    muy buena information

Leave a Reply