Se termina con adobo

Debido a que ciertos planes quedaron fustrados, no me quedó otra que pasar año nuevo en Arequipa, no es que Arequipa no me guste, para nada; lo que pasa es que siempre he tratado de estar en una ciudad nueva y desconocida para mí en esta fecha. Lamentablemente los planes tampoco salieron a la perfección, la persona a la que invite no pudo, no quedaba de otra, iría solo, pero no me quedaría en casa por nada del mundo.

No todo estaba perdido en realidad, Oscar y yo conversamos previamente para encontrarnos en el “Forum” (una disco bastante conocida), el iría con Marcela, su enamorada, a quien no conocía; de modo que no estaría totalmente solo. En la puerta de la discoteca me encontré con Jorge, un compañero de estudios del instituto a quien había perdido el rastro; charlamos un buen rato y luego nos despedimos, eran las 11pm, asi que decidí entrar el local para mi sorpresa no estaba tan lleno, poca gente, ninguna cara conocida. Pasaban los minutos y llegaron las 12, alegría y júbilo por todos lados, me abrazé con 2 desconocidas con las que luego estuve charlando un buen rato, hasta que llegó Oscar y Marcela. Bailamos casi sin parar, Marce me cayéo super, muy divertida y simpática. El local reventaba, todo estuvo bien salvo el exceso de música salsa, merengue y derivados.

Como a las 5:30am nos retiramos, fuímos a dejar a Marce y con Oscar decidimos comer un típico Adobo Arequipeño! El lugar al que todo el mundo va es la plaza de Cayma que se ha convertido en el “point” para comer adobo, en esa pequeña plaza hay muchos negocios que se dedican a vender el típico plato. El adobo es un guiso a base de cerdo que se acompaña con el pan “tres puntas”, como paliativo se sirve un “té piteado” que es té con un poco de anisado. Debido a la fecha era un hecho de que la plaza de Cayma estaría repleta de gente, en esos momentos recordé que hace muchos años una chica de hermosos ojos verdes me había llevado a un lugar donde vendían adobo y quedaba muy cerca al Hospital General en la Apacheta, le pedimos al taxista que nos llevará, una vez en el lugar pedí un plato y estuvo exquisito, estuve charlando un buen rato con Oscar y al promediar las 8am nos fuímos cada uno a su casa. Es un nuevo año y hay mucho por hacer.

Compartir

3 thoughts on “Se termina con adobo

  1. Oso!!! Je je!!! 🙂 Totalmente cierto. Il y a seulement une chose que je voudrais qu’elle devienne vrai. Peut-íƒÂªtre, personne ne le sait!. Un abrazo a la distancia Cesar 🙂

  2. jaaaaaaaaaaa…
    el adobo en la maíƒÂ±ana del primero de enero es lo maximo!…

    yo estuve en aura de larco mar desayunando papas fritas en el food court… pffffffff

Deja un comentario