Wild on Medellí­n

Estaba muy cansado por todo el trají­n del dí­a anterior y sobretodo por el viaje, me acosté como a las 3am, caí­ rendido a la cama; tení­a que estar a las 8am en el local de la universidad para la conferencia, felizmente tuve un despertador muy eficaz y pude llegar a tiempo.

La primera conferencia fue la de Polkan que hablo de control de calidad en Debian, lástima que en la parte final de su charla hubiera un corte de luz y haya tenido que terminar a capella. Luego vino la charla de Miguel sobre RockLinux, Federico habló de como usar las funciones de arrastrar y soltar con GTK, Ismael sobre DockBook, luego otra vez Miguel pero esta vez hablo sobre ELKS (Embeddable Linux Kernel Subset) y finalmente John Maddog Hall con una charla sobre el impacto de Linux en Latinoamérica.

Vino el momento de la clausura que fué muy emocionante, se juntó a todos los ponentes, a toda la gente que colaboró con la realización del evento, se regalaron camisetas autografiadas, por cierto, Ismael Olea esta perdiendo plata, deberí­a ser animador de televisión o algo; también hubo una votación entre todos los LUGs de Colombia para tomar algunas decisiones respecto a la organización del próximo congreso.

En este punto quiero felicitar a todos los que participaron en la realización del evento, porque estuvo muy bien, me atendieron como si fuera expositor y yo solo fuí­ invitado, todos fueron muy amables y atentos, quiero agradecer especialmente a Elkin quien fué el cerebro de todo, a Marta y Luisa Fernanda que han sido unas super anfitrionas, gracias por aguantarme chicas! y toda la gente de Gigax.

Luego llegó la hora de cenar y fuí­mos a un lugar llamado Creps and Wafers donde me comí­ un Crep Strogonhoff ( o como diablos se escriba) que estuvo DELICIOSO, luego de tan opí­para cena, tocaba irnos a una discoteca que habí­an reservado para que todos los que asistieron al congreso pudieran celebrar. Como era una ocasión especial lleve una botella del mejor Pisco Peruano, para que los amigos pudieran disfrutar.

Uno a uno, todos los expositores fueron probando el pisco en un vasito pequeñito que nos agenciaron, y uno a uno fueron sucumbiendo, empezando por Ismael Olea que con 3 tragos se puso como una moto, Miguel también puede comentar que se siento tomar un shot de pisco, Federico creyó que el tequila era agua, Anahuac sólo quiso tomar una copita y no más, John pidió repetición, al final una botella quedó muy chica 🙁 pero tengo una buena cantidad de pedidos que cumplir.

Entramos a la discoteca luego que se terminó la botella de pisco, el lugar era bastante grande, lo que me sorprendió es que todo estaba lleno de mesas, quedando muy poco espacio para bailar, pero eso fué compensando con una plataforma móvil que estaba al fondo, a manera de escenario, lo más cool de todo es que esa plataforma subí­a y bajaba mientras la gente bailaba. Fué muy gracioso ver como varios de los respetables expositores caí­an bajo los efectos del alcohol, no diré nombres 😛

La juerga estaba genial pero a las 2am, paró la música y tuvimos que retirarnos, ayer comenté que a las 2am cerraban todos los locales y eso es por una ley que prohibe tener locales abiertos despues de esa hora, lo hacen para reducir el í­ndice de violencia, la gente de acá ya esta acostumbrada a eso, pero los extranjeros nos quedamos con las ganas de seguir “toneando”. Tocó irse a descansar, aún queda más por ver en Medellí­n 😉

Compartir

4 thoughts on “Wild on Medellí­n

  1. Hola, soy de Medellín y estoy haciendo un trabajo sobre la opinion que tiene los extranjeros que visitan mi ciudad. Será que me puedes colaborar??….Ahí te dejo mi mail.

  2. Tu ciudad es muy linda y la gente es muy amable, cordial y echada pa lante envidio un poco tu ciudad aunque me siento orgulloso de ser tolimense, soy de ibague y cuando quieras vente pa aca que aca te tratamos re bien… gracias y cuidate

    ricardo

Deja un comentario