Visita a Montevideo

Una vez en Montevideo mi primera preocupación fué ubicar a mi amigo Rodolfo, estaba a punto de llamarlo por teléfono y observé una cabina de internet, bueno eran solo 2 PCs y tuve fortuna de encontrar una libre, me conecté y encontré a Rodolfo que me explicó los detalles de como llegar a su oficina, salí y fuí en busca de un taxi; una chica que estaba en el paradero de taxis llamó a uno con un silbato, cosa que me pareció muy graciosa, subí y en menos de 5 mins estaba en la oficina de mi amigo.

Luego de conocer la oficina y la linda secretaria nos fuímos a dar una vuelta en el auto de Rodolfo, asi pude comprobar que efectivamente Montevideo es una ciudad pequeña comparada con otras capitales, que tiene muchas zonas bastante representativas, el paseo por la rambla y la vista al Rio de la Plata impresiona, es curioso ver agua turbia en el Atlántico, otra característica fué el fuerte viento, luego de un opíparo almuerzo regresamos por la oficina y tuve oportunidad de conocer a Karina, la esposa de Rodolfo; el detalle es que justo ese día cumplían un año de casados, asi que tuve oportunidad de conocer a la familia de ambos, los padres eran personas muy simp´icas que mostraban mucho interés por conocer algunas cosas sobre Perú una charla muy agradable y amena, me sorprendió lo bien enterados que estaban sobre la actualidad peruana en general.

El tiempo pasó volando y era hora de descansar, un día mas en Montenvideo daba para muchas cosas, asi que era hora de dormir

Compartir

2 thoughts on “Visita a Montevideo

  1. yo creo que montevideo ya pasó de moda, se ha hecho anticuado con el paso del tiempo, yo que los urguashos rebautizarí­a a la ciudad como montedvd, aunque despues serí­a montedvd double layout, bueno, que mal chiste, saludos

  2. edad de metal…si qe es malo el chiste pero me encanto…jajajjajaja…..en cuanto a ti cesar, ponos al dia de cotilleos y dejate de secretarias lindas qe qeremos saber de ti …..jajjaja… besos morel

Deja un comentario