Etiqueta: Videojuegos

Nace WoW al dia!

Luego de sufrir bastante para conseguir una buena plantilla, el dominio y un hosting decente, he lanzado mi nuevo blog denominado “WoW al día” que como bien se imaginan algunos es un blog que servirá exclusivamente para hablar de World of Warcraft.

Sera un espacio para hablar de estrategias, de como hacer los quests, raids, avanzar en las profesiones, el PVP, como hacer dinero, y todo lo que tiene que ver con este inmenso mundo virtual. También hablaré del progreso que tengo en el juego a modo personal. Los primeros post seran definitivamente para principiantes, cubriendo los aspectos básicos para luego ir avanzando hacia temas mas concretos y avanzados.

Aun tengo mucho que hacer con el diseño, por ejemplo no tengo un logotipo! pero ya todo lo iré haciendo de a pocos, al final lo mas importante es el contenido y en eso me voy a centrar 🙂

Asi que la invitación esta hecha, visiten http://www.wowaldia.com

Street Fighter, un juego de culto

Pronto saldrá Street Fighter 4; claro, esta noticia no es nueva y el juego mucho menos aún, es mas, yo estaba en el colegio cuando ví por primera vez Street Fighther 1 en un pinball de Arequipa, recuerdo mucho que solo podías escoger a Ryu y como retador a Ken, la gente hacia cola para poder jugarlo! y al principio era terriblemente difícil todos morían rápido, era un tipo de juego totalmente nuevo. No sé cuanto dinero gasté hasta que descubrí como hacer las “bolas” y los “ganchos”. Con semejante descubrimiento ya me fué fácil poder terminar el juego matando a Sagat que en esta primera versión era el “boss” final.

Street Fighter II
En el año 1991 aparece Street Fighter II y si la primera versión causo impacto, la segunda versión fué una locura! Todos los pinballs tenían 3 o 4 máquinas porque todo el mundo quería jugar la nueva versión que tenía mucho mejores gr´ficos y que te permitía jugar hasta con mas jugadores! Yo estaba acostumbrado a jugar con Ryu por la versión uno, jugar con Ken no era muy distinto; pero manejar a Blanka, Zangief, Chun Li, Dhalsim, Guille, Honda, Balrog, Vega, Sagat y Bison era todo un desafio!. Como buen vicioso rápidamente me hice experto y terminé el juego con todos los jugadores. De allí vino la parte mas divertida de este juego, los famosos “retos”, por algun extraño motivo pocos pinballs colocaban 2 palancas en las máquinas de Street Fighter 1, eso cambio en la versión 2 donde retar era lo mas divertido del asunto.

Retar es simplemente jugar contra otro jugador, el primero que gana 2 combates elimina al otro y tu te quedas jugando mientras el otro habra perdido su ficha. Este sencillo mecanismo hizo que la venta de fichas se multiplicara varias veces porque era una competencia constante para ver quien era el mejor, ganar muchas veces seguidas a muchos jugadores distintos te hacían merecedor de adjetivos como “tigre” o “tiburón” para indicar que eras bueno. Con una pizca de humildad tengo que decir que estaba muy por encima del promedio y disfrutaba mucho retando a otros jugadores, la mejor anécdota que tuve fué cuando estuve en Santiago de Chile en un enorme mall donde había Street Fighter 2; compré un par de fichas y me acerqué a la máquina donde había mas gente y en ese momento habían un duelo, y era muy gracioso porque cada uno de los jugadores tenia su grupo de amigos a modo de barra que los alentaban, sin esperar que terminen puse mi ficha para asegurar mi reto con el que ganara. Seleccioné a Ken porque era con el que mejor jugaba (en ese entonces realmente daba lo mismo jugar con Ryu o Ken) y gané mi combate de forma muy fácil, me sorprendí porque pense que si tenían “barra” era porque realmente eran buenos; pues no lo eran, el que perdió se fué raudo a comprar otra ficha y el que había perdido conmigo me reto antes de que el otro volviera con la ficha. Volví a ganar.. y siguieron retandome ante los reclamos de sus “barristas” que no podían creer que hubieran perdido tan fácil, como 10 juegos mas tarde se dieron cuenta de que realmente ellos eran malos jugando SF II y yo no es que fuera el mejor del mundo, como dije antes, yo era solo un jugador por encima del promedio (por lo menos en los pinballs de Arequipa).

Recuerdo claramente que dijeron “busquen a los gatos”, en ese momento mi cabeza penso en algún maquiavélico plan, no serían “los gatos” unos pandilleros que vendrían a masacrarme? uhmm no lo creo, era un mall donde había mucha gente, seguramente era un grupo de gente que eran muy buenos jugando SF II, ya no me retaron y terminé el juego. Me quedaba otra ficha, asi que decidí jugar otra vez, esta vez seleccione a Honda me puse a jugar y luego aparecieron los que a todas luces eran “Los Gatos”, varios muchachos de edad pre universitaria que se hicieron notar bulliciosamente y que se saludaban con todo el mundo. En ese momento ya todo era un circo, la gente me habia rodeada de puro curiosa para ver como jugaba. El primero de los gatos puso uno ficha y me reto; yo jugaba con Honda y el me retó con Chun Li, di lucha pero perdí ante la alegría de todos los presentes.

Street Fighter - Ken Uppercut
Herido en mi amor propio fuí a comprar 2 fichas mas, esta vez lo reté con Chun Li, para estar iguales dije, jugamos y le gané 2 – 1;, todos se burlaron de él y le dijeron cosas que en mi escaso conocimiento de jerga chilena no llegué a entender. Vino el turno de gato 2, quien me retó con Ryu y me hizo literalmente añicos, perdí por 2 – 0; herido en mi orgullo volví a retarlo con Chun Li pero solo para aumentar mi verguenza, perdí nuevamente 2 – 0. Estuve a punto de irme, ya había pasado como 1 hora jugando y alguien por allí me dijo algo como “ya te vai?” en tono burlón, compré 2 fichas mas y volví a la máquina ante las risas y burlas de algunos. Tengo que mencionar que nunca abrí la boca desde la 1ra ficha jugué callado y sereno (algo importante para la concentración); metí mi ficha y seleccioné a Ken Masters, no quería volver a perder. Esta vez fuí mas cauto, estudie sus movimientos y gané por 2-0, victoria! no habia empezado a sonreir cuando Gato 2 metió otra ficha, volvió a seleccionar a Ryu y volvió a perder, vino Gato 3, Gato 4 y también fueron derrotados. Todos tenian un estilo de juego muy parecido, todos jugaban con Ryu o Ken que en esa versión del juego era practicamente lo mismo, asi que no me fué difícil ganarles porque exageraban con el uso de las “bolas” shoryuken y se me hizo evidente que no estaban acostumbrados a las “volteadas” (agarrar a tu oponente y lanzarlo), lo estaba pasando muy bien pero Gato 1 volvió (no se donde se habia metido) y me ganó 2-1, volví a retarlo con la ficha que me quedaba y volví a perder 2-1 ante la alegría de todo el público que estaban todos en mi contra!.

No podía dejar que eso quedé asi, el orgullo de un gamer es muy grande, y yo tenía que demostrar que era mejor que él. Compraré solo una ficha mas me dije, pero al llegar a la ventanilla un momento de debilidad y de falta de confianza me hizo comprar 2 fichas. Fué muy gracioso ver como todos me observaron mientras me dirigía desde la caja hasta la máquina para retar a Gato 1. Otra vez Ken, jugamos y gané por 2 – 1 a la vez que inflaba mi pecho; Gato 1 volvió a retarme y otra vez gané por 2 – 1 en un combate muy reño; Gato 1 fué a comprar mas fichas, asi que los otros gatos volvieron a retarme, pero era inútil, el único que me hacia pelea era Gato 1, ya para ese momento se hizo evidente que Gato 1 era el mejor del grupo, ganá muchas peleas, la cólera les hacia cometer errores tontos que me permitieron ganar varios rounds con sendos “perfect”, al final todo se redujo a el Gato 1 y yo, jugamos como 5 partidas seguidas hasta que finalmente me gano. Aún tenía una ficha en el bolsillo estuve a punto de retarlo, pero ya había pasado demasiado tiempo y ya había quedado claro que yo les había ganado a todos. Me fuí rápidamente, como tratando de no escuchar las burlas del grupo que me invitaban a continuar, pero seguí caminando con una sonrisa de oreja a oreja. Es un poco tonto, pero me dió ganas de gritar “Arriba Perú”, eso no paso, sali caminando y me fuí al hotel con un ego hasta las nubes.

Con el paso de los años seguí frecuentando los pinballs y siempre jugaba Street Fighter, fué asi como conocí a Pachito, mi gran amigo que acaba de casarse, a “Loco” Oscar, a Jimmy, a Dario, a Daniel todos buenos jugadores con los que pase interminables horas de retos en Street Fighter y tantos otros juegos. Hace muchos años que no juego Street Fighter, cuando salió la versión 3 yo ya había dejado de ir a los pinballs, aparte de que cada vez hay menos, muchos juegan Street Fighter en el Play Station pero a mi no me provoca, no me gusta jugar Street Fighter en una consola, me parece una aberración yo necesito mi palanca, mis 6 botones y una ficha para retar!