Popayán

Eran como las 7:30am cuando el avión descendió a la ciudad de Popayán en medio de una persistente lluvia, al llegar ví­ a una persona con un minúsculo cartel, me acercó y leo mi nombre, era Juan Carlos Vidal. Llegamos en un par de minutos al hotel La Plazuela, solicité descansar un poco porque no habia dormido nada; coordinamos para que me recogieran en un par de horas. Luego de un reparador descanso me llevaron al local del evento que era un teatro que quedaba cerquí­sima al hotel. Popayán es una ciudad pequeña pero muy acogedora. Sobre Popayán caí­a una fina lluvia muy similar a la de Bogotá, a pesar de ello la temperatura es agradable

Una vez en el teatro, fuí­ conociendo a la gente del comité organizador, entre todas estas personas se encontraba July con quién previamente hice la coordinación de mi viaje por email, luego pasé a las butacas para ver la conferencia de Carlos Hurtado sobre Web Semántica, que estuvo muy interesante dicho sea de paso. Terminada la charla nos llevaron a almorzar a un restaurant un poco alejado de la ciudad, allí­ pude conocer a los otros conferencistas y pasar un buen momento, yo estuve próximo a Jens Hardings de Chile, Daniel Romero venezolano residente en Chile, Ricardo Gonzales de Colombia (MS guy hehehe) y Carlos Hurtado de Chile.

Empezamos a hablar y curiosamente no tocamos el tema informático para nada, nos concentramos en hablar de gastronomí­a, lo que provocó que las ganas de comer se multiplicaran. El menú del dí­a consistí­a en una sopa a la que llaman “cocido” que se dejaba comer, hasta la encontré agradable, el plato fuerte fué carne a la plancha, pudiendo solicitar pollo, res o cerdo. A pesar de lo mucho que tardaron para servir quedé satisfecho. Hora de volver a la conferencia, en el camino ocurrió un hecho muy divertido, una señora detiene su coche en un semáforo todos volteamos a verla en el preciso instante en que ella lanzaba algún tipo de maldición con muchí­simo odio, fue cuestión de segundos cuando la señora tuvo que enfrentar todas las miradas que provení­an de nuestro lado, la señora giro inmediatamente la cabeza para luego esperar estoicamente el cambio de luz sin moverse la cabeza un solo milí­metro en nuestra dirección, pero creo que se imagino lo muertos de risa que estábamos todos.

Una vez en el local, tení­a gran necesidad de conectar a Internet, me proporcionaron una PC pero lamentablemente el tráfico para ssh estaba bloqueado, solo se podí­a navegar y enviar/recibir correo. Me fuí­ a un cybercafé y me dí­ con la sorpresa de que usaban Windows95!!! desilusionado revisé parte de mi correo y me fuí­ de vuelta a las conferencias, faltaba muy poco para terminar. Luego de las conferencias habí­a acordado una reunión con la gente del GLUC, tení­a muchí­simo interés en conocer a los integrantes de esta comunidad.

Compartir

One thought on “Popayán

Deja un comentario